Última Edición

¡Bienvenidos a la revista de artes escénicas, El Apuntador!

0.png
El cuerpo gritando socorro / Túlio Fernández. Festival Internacional de Artes Vivas Loja.

Polvo. Foto Cortesía

El cuerpo gritando socorro / Túlio Fernández. Festival Internacional de Artes Vivas Loja.

Con un enfoque en la poética del cuerpo, “Polvo” nos muestra una relación de represión que se inicia ya en el ámbito familiar, un sentimiento de represión común entre los personajes. El grito de libertad de una hija, el sentimiento de agonía de una madre que necesita siempre estar de pie para sostener a sus familiares, una familia tradicional ecuatoriana con sus conflictos internos.

Sin tener ninguna idea previa, la pieza fue construida a partir de un ambiente favorable a la expresión corporal, exponiendo sentimientos y sensaciones de historias reales provenientes de los propios intérpretes, y posteriormente creándose una dramaturgia común. Los movimientos corporales de los intérpretes nos daban la idea de memorias, pequeños fragmentos de acontecimientos de los personajes que se  abocan a la disolución, la agonía de personajes que gritaban, sin voz, ante la “suciedad” de una sociedad estandarizada.

La escenografía estaba compuesta por un sofá y una mesa que poseían ruedas, siendo explorados de formas favorables en los movimientos corporales de los intérpretes; una cuerda donde se extendían los vestuarios y también utilizada para una danza sobre la represión de los deseos de la mujer. Una sala común de una familia tradicional, un escenario simple, pero con un toque estético eficaz: el polvo. Elemento escénico que representa para mí esa “suciedad” de la sociedad, que quiere formar individuos iguales sin considerar sus características particulares teniendo que seguir los patrones impuestos.

La opción de espacio escénico elegido fue el escenario italiano, que favoreció la concepción de la pieza, teniendo en cuenta que esta familia está atrapada dentro de una caja, no consiguiendo salir de ella. Una ruptura del espacio ocurrió, entre la sala y la escena, cuando el personaje hija completa quince años, el paso de la niña-mujer, siendo víctima de una relación impuesta por la costumbre local, huyendo, así, por el público, pero siendo traída de vuelta por la familia a la caja de los estándares.

La música era un punto muy importante en la pieza, conducía los acontecimientos escénicos y los movimientos corporales, ya que el uso del diálogo era restringido, se reducía a ruidos y risas, el enfoque, por lo tanto, era la expresión corporal mostrándonos los sentimientos interiores de los personajes de forma muy eficaz y conmovedor.

La pieza termina con la hija que intentaba salir de la caja de los patrones iniciando una coreografía y cada uno interpreta entrando en un tiempo de la música, entrando en este ritmo compulsivo de la sociedad. Hasta que cada interprete cae al suelo y la única que continúa bailando es la madre, agonizada, riéndose de nervioso, teniendo que vivir con todo el peso de un modelo social, la familia. Una obra sobre familia, sobre abuso, represión, sobre patrones. Un grito de libertad corporal.

FICHA ARTÍSTICA:

Obra: Polvo

Dirección y coreografía: Nathalie Elghoul

Intérpretes: Tani Revelo, Patricia Albarracín, Carolina Chacha y Dennise Ramos.

Vestuario: La fabrica

Diseño de iluminación: Javier Aguirre

Diseño sonoro: Juan José Ripalda

Fotografía: Javier Borja y Juan Xavier Borja

La Casona/patio (Loja) – 16/11/2018 – Festival Internacional de Artes Vivas Loja (FIAVL)



Lo que no se ve / Débora Araujo. Festival Internacional de Artes Vivas Loja.

Lo que no se ve / Débora Araujo. Festival Internacional de Artes Vivas Loja.

Los ancestros saben de amor / Paulina Soto. Festival Internacional de Artes Vivas Loja

Los ancestros saben de amor / Paulina Soto. Festival Internacional de Artes Vivas Loja