Última Edición

¡Bienvenidos a la revista de artes escénicas, El Apuntador!

0.png

PRIMERA LLAMADA

 

 

 

A veces, o muchas, el tiempo nos sorprende, se nos adelanta, y sentimos entonces muy claramente nuestra pequeñez, la imposibilidad de doblegarlo, o retenerlo.

Han transcurrido más de los tres meses de rigor para ‘recoger’ nuestros apuntes y convertirlos en un número más de El Apuntador.

 

Pero como no hay plazo que se eternice, aquí estamos para entregar a los lectores un esfuerzo más, pues hay que decirlo, la tarea de pretender estar en ‘todo’, es tan huidiza como el tiempo. Somos un equipo reducido de gente, con recursos también reducidos y eso complica esta empresa, pero como esto no es nada novedoso, queda tan solo como una verdad de Perogrullo, y nada más.

 

No obstante, aquí va nuestra entrega SESENTA Y SIETE, un trabajo siempre incompleto, fragmentario, que intenta sostener los hilos que conducen la diversas propuestas de la artes escénicas, y muchas veces ese hilo se revienta, no necesariamente por lo inesperado en el camino, sino también por una especie de molicie provocada por la repetición, la falta de sorpresas; entonces volvemos a empezar, a caminar ese espacio entre la escena y el pensamiento, como una manera de re-descubrir algo que, quizá, se nos ha escapado.

 

Así, en este empeño, compartimos con ustedes una edición más, donde la Crítica es siempre la sección preponderante, y algunas veces, como ahora, es la de Cine (siempre mínima) la que da brillo a la ocasión. Agregamos una Memoria igualmente importante con un personaje valeroso y muy querido: Martha Ormaza. El ojoenlaescena de Talía Falconí. El texto dramático de Marco Vinicio Romero. Un Concierto de jazz y ópera; una extraescena con voces de la danza y el teatro.

 

Sean, como siempre les pedimos, nuestros críticos.

 

Hasta la próxima

 

Genoveva Mora Toral

 

El Apuntador Nº1

El Apuntador Nº1